Seguir por email los post

domingo, 22 de febrero de 2009

Pulpo en su jugo



Bueno amig@s, este post tenéis que aprendéroslo, ponerlo en práctica por favor, y ya veréis los resultados.
Antes de nada deciros que quería haberme currado más el plato, pero se me echó el tiempo encima y no pude, lo deje así, aunque por otra parte está de escándalo tal y como está.
Lo malo es que es como los callos del señor Martino, una vez los pruebas como vuelves a los "otros"????
Por cierto, aun estoy levitando con la comida de ayer en l'alezna, que maravilla, como se puede disfrutar tanto con "una simple comida"?????
Pedro, simple, llana, vulgar y sencillamente eres el puto amo.

Empezamos comprando un buen pulpo, de pedreru, y fresco fresco, yo este lo compré en Milagros, asturiano, a 9,90 el kilo, y el bichín pesaba 3,5 kilos, se llama bartolín el cabezón ;-), y todavía le honraré seguramente con un buen salpicon, así que bartolín el cabezon, espero haberte tratado como te mereces y haberte dado buena "vida".



Yo lo congele, por supuesto ni lo lavé ni lo limpié ni nada, según estaba en la pescadería se fue al congelador.
Importante que no toque agua dulce, no lo lavéis.
Al descongelarlo, hacerlo despacio en la nevera.
Cuando esté descongelado, yo usé solo las patas, con la cabeza haré un salpicón o algo así, limpiáis perfectamente todas las patas y los tentáculos.
Podéis no congelarlo, dai unes osties o lo que consideréis, cada uno que use sus truquis.
En una olla echáis un hilo de aceite de oliva y unos ajos machacados para que suelten bien todo el sabor, yo pinté bien todo el fondo de la olla con una brocha, quiero decir que es muy poco aceite lo que hay que poner.
Ahora ponemos las patas del pulpo repartidas bien por la olla, tapamos y dejamos cocer a fuego lento. En mi cocina lo hice al 3 (de 9) y perfectamente tapado.



No echamos sal ni nada, solo lo que dije, como mucho algún aromático, salvia por ejemplo.
Cada pulpo es distinto, cada olla, cada cocinero, no hay tiempos fijos, lo vais viendo vosotros, no lo miré bien, pero calculo que me llevó de 2,5 a 3 horas, y quedó como mantequilla de blando, para mi gusto demasiado, pero a la gente les enamoró hasta decir por mayoría absoluta que era el mejor pulpo que habían comido nunca, cosa que me emocionó :-)
Veréis que durante la cocción suelta mucho jugo, un elevadisímo tanto por ciento del pulpo es agua.
Podéis ir probando ese jugo que va soltando, veréis que sabor...



En ese jugo, si no queréis complicaros mucho la vida, podéis cocer unas patatinas y están de lujo.
Tambien puede salir un arroz de ahí que os podéis imaginar...
Yo hoy reduje todo el jugo, mucho, para potenciar el sabor, hasta que quedo exquisito, no añadí nada de sal, no le hizo falta, y lo ligue con un poco de maizena diluida en agua hasta que quedó con la textura que me gusta, bien ligado.
Pues ya tenemos nuestro pulpo, así de fácil, lleva tiempo pero mientras se hace solo, podéis hacer otras cosas, otro plato, el postre y bloguear un poco jeje.



Lo cortáis como queráis o poneis una pata entera, e incluso, para los que os gusta el pulpo a la parrilla, le podéis dar un golpe de plancha, a fuego muy fuerte casi casi vuelta y vuelta, queda de lujo.
Sobre esta base podéis evolucionarlo mucho, probar con cosas nuevas y divertidas.
El pulpo queda increíblemente sabroso y tierno.
Espero que os preste y que os animéis a hacer así el pulpo, por lo menos una vez para probar, luego ya comparais.
Por cierto, cuidado con la tercera pata empezando por la derecha, que sabe peor que las demas jeje, ale, a buscar que es esa pata ;-)
Además es muy instructivo lavarlo y limpiarlo, fijaros bien en todo lo que hay en toda esa cabezona, por ejemplo el pulpo tiene 3 corazones, cada uno de los 8 brazos tiene un cerebro pequeñin que se conecta al principal, vaya bicho mas raruco eh???



jueves, 19 de febrero de 2009

Espinacas, salmon y valles del oso



Esta es fácil fácil, con mi primer experimento con este queso, o en este caso crema, no quería complicarme mucho la vida y preferí no elaborarlo ni modificarlo y se me ocurrió esta combinación que creo que tiene que estar muy rica, y que a esta crema le viene bien el salmón ahumado.
Empezamos cociendo brevemente unas espinacas, tienen que quedar unos 500 gr después de cocer y escurrir, lo podéis hacer con espinacas cocidas y congeladas, yo prefiero comprarlas naturales, crudas, y escaldarlas brevemente.



Pensar que cuanto mas verde haya en el agua mas "vacía" se queda nuestra espinaca.
Cuando escurrimos las congeladas el agua sale verde verde, que pena no??????
Yo pongo agua a hervir, cuando este hirviendo fuerte, antes no, añado las espinacas (con cuidado que no se corte el hervor), y las saco muy pronto, casi casi meter y sacar, y paso rápido a agua con hielo para cortar inmediatamente la cocción y así intensificar su color y textura.
El agua de la cocción no debe quedar muy verde, solo levemente, cuanto menos mejor, si no es que algo falló.
Probar en este punto una espinaca, veréis que sabe casi igual que las compradas cocidas jeje.
Cuando las tengamos listas, las secamos, cortamos fininas y mezclamos con 4 o 5 yemas previamente batidas, extendemos la masa que nos resulta en un silpat y la esparcemos con una espátula lo mejor posible por todo el silpat.
La metemos al horno unos 10 min a 200º, cada horno es un mundo, yo le meti 12 minutos hoy, vais controlando vosotros, cuidado al abrir el horno, sale una nube de vapor que puede quemar.
Nos tiene que salir una plancha, debe de haber endurecido, la yema habrá cuajado un poco el conjunto y con el calor evaporamos el agua de la masa. Debe de estar maleable, consistente pero maleable.



Esto sera como el bizcocho de un brazo de gitano.
Ya lo tenemos casi, dejamos templar, damos la vuelta con ayuda de otro silpat para dejar la cara guapa para a la vista y rellenamos en la cara mas fea, y añadimos una capa de crema de queso valles del oso (cuidadín con la cantidad o estará por encima de todo con su potencia), salmón ahumado, y yo puse unos piñones previamente tostados para potenciar su sabor y unos cristales de maldon(poco).



Enrollamos en papel film para que compacte un poco y coja forma y a la nevera un rato.
Y listo, sano, fácil y para mi gusto exquisito, pero se puede evolucionar mucho ;-)
A partir de aquí pueden salir mil platos, desde comerlo así solo, a complementarlo con montones de cosas.
Hoy me apetece así, si acaso meterle una ensaladina templada de algo o algo así de acompañante.
Para mi gusto el tomate le va especialmente bien a esta crema.
Espero que os guste.
Seguiremos jugando con esta maravilla que nos ofrecen los hermanos Villabrille.




Por ultimo, y aunque nunca lo haga, voy a hablar un poco de este vídeo, os voy a contar su historia.
La mujer de Alén, el batería de marea, se llamaba June, y una persona la cual circulaba con su vehículo en estado de embriaguez, aunque el no se consideraba así, seguro que creía que controlaba y que no estaba borracho (maldita palabra) perdió el control de su vehículo, invadió su carril y el resto os lo podéis imaginar.
Seguro que mucha gente, al leer esto, pensara que ese cabrón iba borracho y haciendo el loco, que aunque ellos beban "un poco" no van haciendo el loco, señores, justifiquense agusto...
Espero que no os importe que copie el comunicado que la banda de rock'n'roll hizo en su momento

"Muchos conocíais a June, además de por ser la compañera de Alén, batería de Marea, por ser la que se encargó del merchandising de la banda durante muchos años. En el último año se había dedicado exclusivamente al hijo que ambos tenían, el pequeño Ian. Siempre estuvo muy ligada al grupo, tanto que el estudio de grabación, el local de ensayo y el centro de operaciones de Marea era el sótano de su casa. June no bebía, ni fumaba, ni tomaba ningún tipo de estupefacientes: nunca, bajo ningún pretexto. La sonrisa de Ian era suficiente para colmarla de esa felicidad que irradiaba. La noche del pasado sábado 17 de febrero no fue una excepción. Salió a celebrar el reencuentro con una amiga íntima con una cena en Pamplona tras la cual, y dado que no había ingerido ni una gota de alcohol, cogió su coche y se dirigió a Larragueta, el pueblo en el que vivía, situado a ocho kilómetros de Pamplona, a encontrarse con su compañero y su hijo que dormían plácidamente sin saber que nunca llegaría a casa. En un cambio de rasante, a quinientos metros de su casa, mientras conducía por su carril, a la velocidad indicada y con toda la precaución que sólo June sabía tener al volante, perdió la vida al chocar de frente con el vehículo de un mal nacido que iba adelantando, invadiendo su carril, borracho, por línea continua y, como ya hemos dicho, en un cambio de rasante, así que la visibilidad era nula. June se ha ido dejando un niño de quince meses y cientos de corazones rotos. No existen palabras para mostrar nuestra gratitud ante los cientos de muestras de apoyo que estamos recibiendo por parte de la comunidad rockera del estado. Gracias con el corazón que nos queda. Mil y una veces gracias. En nuestra web www.losmarea.com intentaremos ir colgando los nombres de todas las bandas, artistas y gente de la farándula que nos habéis brindado vuestro más sincero pesar."


miércoles, 11 de febrero de 2009

fritolimpio


Aunque no es un post gastronómico creo que merece la pena.
Mucha gente tira litros y litros de aceite vegetal, de cocinar, por el water, por el fregadero etc etc.
Muchos lo hacen a sabiendas del problema que eso conlleva y siguen haciéndolo, contra esos no podemos hacer nada, o nada que la ley nos permita por lo menos, pero otros lo hacen por desconocimiento, y para ellos va este post.

Un litro de aceite puede llegar a contaminar hasta 50.000 litros de agua. La película que crea en el agua evita la oxigenación del agua destruyendo animales y plantas acuáticas.
Imaginaros vaciar una freidora entera cada pocos meses, y así toda la vida...
Pensar que en los hogares españoles se utilizan al año 605 millones de litros de aceite de oliva y de girasol, ahora multiplicar....asusta :-(
En nuestros océanos y mares hay muchos litros de agua, pero todo tiene un limite, nada es infinito
A nivel domestico, individual, podemos poner nuestro granito de arena, hay un producto que yo llevo un tiempo usando, se llama "fritolimpio", y son unas escamas de procedencia totalmente orgánica que solidifican el aceite al calentarlo junto a este, queda solidificado y ya se puede tirar a la basura orgánica (es un residuo orgánico no contaminante) o mejor aun, lo podemos reciclar para obtener biodiesel.
Esto se puede comprar en muchos hipermercados, carrefour, eroski etc etc, cuesta unos 3 eur el bote y cunde bastante, da para muchas veces, 10 gramos de producto (una cucharada sopera) por cada 250 ml de aceite usado.
Os rogaría que lo uséis o que recicléis el aceite, lo guardáis en botellas y lo lleváis a donde corresponda.
Nuestros océanos, mares y peces os lo agradecerán.
Un saludo

jueves, 5 de febrero de 2009

Huevas rebozadas


No estaba previsto este post, pero hoy en mi pescadería de confianza tuvieron el detalle de darme un buen montón de hermosas y fresquísimas huevas de xarda.
Me encantan las huevas (creo que se llaman así, yo siempre las llamé huevaras) de todos los pescados.



Os voy a contar como las hago últimamente y me chiflan.
Las rebozo con nuez molida, hoy fui un poco más allá y eché más cosas al rebozado y la verdad es que estaban para comer un kilo.
En un mortero pongo nueces peladas, sal maldon, una semilla de cardamomo, un diente de ajo y una cucharada pequeña de maicena, machaco todo bien.
Este sera el rebozado, sólo queda rebozar las huevas y freírlas.




Aquí viene la madre del cordero, dan un poco de lata para freírlas, si pones el aceite muy caliente explotan, pero tienen que quedar un poco crujientinas.
Ir probando, seguro que las dejáis clavadas.
Igual no os da más por las huevas, pero si os gustan probar así, el cardamomo le da un puntín muy fresco, cítrico.
No os olvidéis de ponerlas después de freír en papel secante.
Pues ya esta jeje, es que me gustan tanto que no me pude resistir a hacer un minipost :-)

martes, 3 de febrero de 2009

Tarta María Luilo


Antes de nada, os aclararé un poco el nombre de la tarta porque estaréis flipando con el nombrejo jeje.
Este verano y por recomendación de mickelson en primera instancia y del guaje en segunda, fuimos a cenar a la Taberna la Zapica en Villaviciosa, de postre, y como uno ye llambión hasta la médula, pedí consejo a la gente de allí, aconsejándome la tarta María Luisa, de la cual en ese momento yo nunca había oído hablar, le pregunté por la tarta y si tenía algo que ver con nuestra María Luisa, con cuyos libros tanta gente aprendió a cocinar, me dice que ella estuvo un tiempo oficiando con María Luisa, y que está cansada de hacer esa tarta.

Como me gustó mucho, llegué a casa y busqué la receta en su libro, al día siguiente la hice, me gustó bastante, la repetí varias veces y cada día la afinaba un poco más, hasta que el otro día me dio por probar algo distinto, por eso lo de luilo, de luisa y lolo jeje.
Si os interesa la receta original está en cualquier libro de María Luisa.ç

Ponemos a reducir una botella de sidra hasta menos de la cuarta parte, dejamos enfriar y reservamos.
Para la base usé 200 gr de una galleta que hago yo, si no usáis cualquiera que tengáis, la típica maría vale, pero cuanto más rica mejor.
Lo pulverizáis, si no tenéis con que, las metéis en una bolsa y con un rodillo las aplastáis.
Mezclais con esto 40 gr de coco rallado, 40 gr de almendra molida y 40 gr de nuez molida y un poco de lima rallada e integráis todo bien con las varillas, luego añadis de 1 a 2 cucharadas soperas de leche condensada y unos 125 gr de mantequilla derretida.
Amasáis todo, tiene que quedar una masa compacta, que no se pegue a las manos.
Esto sera la base de nuestra tarta, y la ponéis en la base de un molde desmoldable.
La metéis al horno a 200º de 5 a 10 minutos, como lo vayáis viendo y reserváis.

Ahora separamos las claras y las yemas de 6 huevos grandes, con las yemas vamos a hacer una especie de sabayón de sidra.
Batimos bien las yemas con las varillas con 60 gr de azúcar hasta blanquearlas, añadimos 60 gr de leche condensada y varillamos un buen rato, luego añadimos la sidra reducida del tiempo, y mezclamos todo bien.
Esta mezcla la ponemos al baño maría mientras varillamos hasta que espese un poco, no del todo (luego va al horno a acabar de cuajar).
Si no podéis hacerlo al baño maría lo haceis al fuego muy bajo, pero mejor al baño maría.
Cuando ya este un poco espesín se lo añadimos al molde que tiene que tener la base de galleta ya lista.
Pues ahora ya tenemos la base que habremos horneado previamente un poco, y encima el sabayón de sidra.
Metemos al horno a 180-200º hasta que el sabayón haya cuajado (así que ya no sera un sabayón jeje).

Mientras esto nos cuaja en el horno batimos las claras hasta montarlas bien, una batidora de varillas nos solucionara mucho la vida, si no a sudar, pero montarlas bien firmes, con un pelín de sal y zumo de limón, ya sabeis los truquis para montar claras, nada de grasa, claras del tiempo etc etc...




Cuando estén bien montadas añadimos unas 5 cucharadas soperas de azúcar, de una en una y sin parar de varillar para que no se bajen.
Cuando este el merengue listo se lo ponemos por encima a la tarta y aplanamos con una espátula.
Recordemos, hasta ahora tenemos una capa de galleta, una capa de sabayón de sidra, y ahora ponemos el merengue encima.
Metemos al horno a 180-200º hasta que el merengue se ponga tostadín, sacamos y dejamos enfriar antes de desmoldar y lista.

Si el sabayón os sale muy fuerte de sabor, lo podéis rebajar con un poco de clara montada.
Si echáis mucho azúcar al sabayón le matáis el sabor ácido de la sidra y perderá mucho, y si echáis al sabayón mucha cantidad de sidra no cuajara como debe, por eso hay que reducir la sidra mucho, aparte de para concentrar sabores y aromas.
Si queremos podemos reservar un poco de merengue para adornar al final con una manga pastelera, o adornar como mas nos guste.
Yo iba a hoy a hacer unas manzanas caramelizadas en lonchinas que iba a quedar muy chulo y rico pero me pillo el toro jeje.



Agradecer a los triperos de mi familia que cuando fui a hacer la foto de la tarta cortada aun quedaba un cachín jeje.

Bueno antes de acabar vamos a meter un poco de culturilla que nunca sobra, a ver si no la cago mucho, si eso corregirme porfi que estaré encantado de aprender :-)
Vamos a hablar del sabayón, es una mezcla ligera y esponjosa cuya base es la yema de huevo y algún líquido.
Se puede hacer sabayón de mil cosas, dulces, de postres, o ligeros y sabrosos con algun fumet de pescado.
Muy comunes son los sabayones de vinos olorosos, que vertidos templados encima de frutas hacen un postre exquisito.
La técnica es siempre la misma, blanqueamos las yemas con el azúcar hasta que queden muy esponjosas y aumenten considerablemente su tamaño, añadimos el vino y al baño maría despacio hasta que espese.
No siempre lo cocemos al baño maría, hay sabayones en los que la yema se deja "cruda".
También se puede mezclar con hielo triturado y hacer un exquisito sabayón helado.
Bueno, paro ya que se me va la bola, pero hay mil posibilidades, así que darle a la imaginación y a probar...
Espero que os preste :-) y a ver si los amig@s mudos se animan a escribir, que seguro que tienen muchas cosas que contar y a mi me prestaría mucho ;-)